20 trucos para dejar el calor del verano fuera de la casa.

casa

 

Los artículos Su Bolsillo son en colaboración con el grupo sin fines de lucro Citizen Utility Board
Por: Annie Warnock

Pareciera que fue ayer cuando estábamos hablando del frío, de todos esos tips para evitar que nos diera un infarto con la factura del gas, pero el tiempo pasa y el verano ya está asomando sus narices. Finalmente llegó el tiempo de encender el aire acondicionado y tú sabes muy bien lo que eso significa: ahora es la factura de la luz la que va en subida.

Y sin más preámbulo, aquí te dejo esta lista que seguro querrás colocar en la nevera de tu casa, donde todo el mundo la vea:

1) Cierra las cortinas o persianas durante las horas en las que el sol es más intenso, para que los rayos del sol no calienten mucho tu hogar.

2) Reemplaza tus focos incandescentes viejos por los compactos fluorescentes que usan 75% menos energía, o los LED que además de ahorrarte energía no generan calor.

3) Desconecta los aparatos electrónicos cuando no los estés utilizando, en especial la TV y las consolas de videojuegos. También puedes usar una extensión inteligente, que te ayuda a ahorrar energía sin necesidad de desenchufar los equipos.

4) Cuando sea posible, usa el microondas o la parrilla para cocinar tus alimentos. El horno tarda mucho más en cocinar y además hace que el calor se concentre en la casa, entonces tu aire acondicionado trabajará más de la cuenta.

5) En los días más calientes, ajusta el horario de esas actividades del hogar que producen calor como usar el lavavajillas, hornear y lavar la ropa. Es mejor realizar esas labores en horas de la noche o temprano en la mañana, cuando está más fresco.

6) Evita colocar lámparas o televisores cerca del termostato. Si el termostato percibe el calor de esos equipos hará que tu aire acondicionado trabaje en exceso

7) Sella las grietas que consigas en ventanas y los orificios alrededor de las tuberías. De esa manera el aire caliente se quedará fuera de la casa y el aire frío permanecerá adentro.

8) La temperatura que debes colocar en tu termostato para ahorrar energía durante el verano es 78° F. Prueba subir la temperatura un par de grados y enciende el ventilador para hacer que el aire fresco circule mejor dentro de la casa. Eso te ayudará a ahorrar hasta 14% en los costos de energía

9) Dale un descanso a tu aire acondicionado. Abre las ventanas de tu casa para que el paso de la brisa refresque tu hogar, especialmente en las mañanas y la noche.

10) Utiliza el extractor de aire de la estufa cuando estés cocinando y el de tu baño después de tomar una ducha para reducir el calor y la humedad dentro de la casa.

11) No tomes duchas con agua caliente

12) Si vas a usar el aire acondicionado, reduce el espacio que quieres enfriar. No dejes puertas abiertas de habitaciones que no utilizas.

13) Cambia el filtro del aire acondicionado cada 3 meses. Un filtro sucio puede disminuir la eficiencia de tu equipo hasta 30%

14) No creas en mitos. Cuando salgas de la casa por varias horas no es necesario dejar encendido el aire acondicionado. Enciéndelo cuando regreses, el equipo no va a gastar más energía de la necesaria para enfriar la casa.

15) Colocar el aire a 50° no hará que la casa se enfríe más rápido. El aire acondicionado suministrará aire frío a la misma velocidad sin importar la temperatura que le coloques.

16) ¿Cuántos años tiene tu aire acondicionado? Si tiene 10 o más, considera reemplazar ese equipo por un modelo más eficiente. Los modelos con la etiqueta Energy Star tienen un nivel de eficiencia superior, entre 15 y 50%.

17) Escoge el aire acondicionado adecuado. Comprar un equipo más grande no significa que va a enfriar más o mejor. Si no escoges el tamaño adecuado terminarás gastando más energía y no resolverás el problema de la humedad. Mira esta guía de Energy Star o pregúntales a los expertos en la tienda.

18) Cuando laves la ropa utiliza agua fría y aprovecha el calor para secar la ropa al aire libre.

19) Utiliza el lavaplatos cuando esté completamente lleno. Mantén la función “heated drying” o “secado con calor” apagada.

20) No coloques alimentos calientes en la nevera, harás que el sistema trabaje de más para conservar la temperatura. Además, revisa si las rejillas de la parte de atrás están sucias y chequea si la puerta cierra bien.

Si quieres más consejos útiles te aconsejo que mires este video o que te unas al CUB Energy Saver, la aplicación diseñada por CUB que te ayuda a ahorrar energía y que además te da puntos por cada kilovatio que ahorras, puntos que luego puedes intercambiar en tiendas y restaurantes.

 

Gracias por compartir este contenido!
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *