10 trucos caseros para eliminar manchas sin tóxicos

10 trucos caseros para eliminar manchas sin tóxicos

Desde hace mucho tiempo he estado eliminando los productos tóxicos y tantos químicos para limpiar, desinfectar y quitar manchas prefiero usar los productos caseros que son eficaces y no son nocivos para nuestra salud, la de los niños y nuestras mascotas.

  1. Vinagre: Reaviva los colores. Para eliminar las manchas se diluye el vinagre y el agua a partes iguales.
  2. Acetona: Disuelve el esmalte y los pegamentos. No la uses sobre tejidos sintéticos.
  3. Ácido bórico. En soluciones con agua es un eficaz decolorante.
  4. Agua oxigenada: Tiene efectos decolorantes. Alcohol desnaturalizado: Potencia la acción desengrasante.
  5. Amoníaco: Asociado con agua oxigenada y agua es un excelente quitamanchas y reaviva los colores.
  6. Bencina: Eficaz desengrasante.
  7. Sal de cocina: Unida al jugo de limón desmancha y blanquea.
  8. Jugo de limón: Mezclado con sal blanquea.
  9. Talco: Absorbe grasa.
  10. Tricloroetileno (Trielina): Elimina las manchas de grasa.

Antes de quitar la mancha te recomiendo identificar que tipo de mancha es básicamente se dividen en 3 tipos

  1. Depositadas,
  2. Absorbidas y
  3. Tenaces.

Las manchas depositadas se producen por sustancias densas que no penetran en la tela como por ejemplo (barniz, mayonesa, etc.). Las manchas absorbidas, en cambio, penetran en la tela (zumos o jugos, tinta, vino tinto, etc.). Si las manchas son de fango o alimentos pegajosos se dice que son tenaces. Es importante saber establecer a qué categoría pertenecen las manchas para poder actuar eficazmente. En todos los casos conviene cepillar la prenda antes de desmanchar, controlar que la superficie de apoyo esté limpia, poner la parte manchada sobre un paño doblado varias veces y, entonces, proceder a quitar la mancha con una tela de algodón empapada en la solución adecuada. El desmanchado se debe hacer por el revés de la prenda, partiendo del borde externo de la mancha hacia el interior. Hay que evitar frotar, pues la tela podría perder brillo o color. Una vez hecho esto, se procede al lavado (si la prenda es lavable).

Sugerencias:

Se debe intentar quitar las manchas cuando estén frescas, pues se eliminan con más facilidad. Antes de poner camisas y blusas en la lavadora conviene enjabonar los cuellos y los puños, o ponerles algún producto que ayude a quitarles el roce. Los quitamanchas deben guardarse en un armario que se pueda cerrar con llave, para que sean inaccesibles a personas ajenas a este servicio debido a que puedan ser mal utilizados. Hay que evitar mezclarlos entre sí o con otros productos para no provocar reacciones impredecibles o dañinas, y usarlos con moderación pues, en general, los productos químicos contaminan el ambiente

Gracias por compartir este contenido!
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *