7 Remedios Caseros para limpiar la plancha quemada

7 remedios como limpiar la plancha by Alicia Borchardt

Si bien podemos utilizar estos trucos para limpiar la plancha ante una emergencia, lo más recomendable es llevarlos a cabo de forma habitual para evitar que se adhieran los materiales en exceso.

La plancha es uno de los electrodomésticos que más utilizamos en el hogar e, irónicamente, también es el que más descuidamos en lo que tiene que ver con mantenimiento y limpieza. 

Si nos ponemos a observarla, notamos que poco a poco adquiere un color oscuro en su base y, de hecho, algunas veces presenta pegas de telas sintéticas. El problema de esto es que llega un momento en que, sin querer, arruinamos las prendas al plancharlas por no haber retirado esa superficie oscura del aparato. ¿No te ha pasado?

1) Vinagre blanco

El gran aliado de la limpieza ecológica del hogar es bastante útil para quitar las manchas  que se van formando en la plancha. Sus compuestos ácidos facilitan la limpieza y dejan la superficie con su brillo original. ¿Cómo utilizarlo?

  • Calienta una pequeña cantidad de vinagre blanco y frótalo sobre la plancha con la ayuda de un paño o esponja. Si hay restos quemados en los agujeros del aparato, toma un bastoncillo para los oídos, aplícale el producto y frótalo hasta dejarlos impecables.

2) Sal gruesa.

La sal es uno de los productos caseros más utilizados para remover la suciedad y restos de tela que se quedan adheridos de este elemento. ¿Cómo utilizarla?

  • Toma un trozo de papel periódico y cúbrelo con una capa generosa de sal.
  • Calienta la plancha y pásala por esta superficie, de adelante hacia atrás, hasta que las manchas desaparezcan.
  • La suciedad quedará sobre el papel, pero para finalizar puedes frotarla con un paño limpio.

3. Crema Dental

La limpieza de la plancha es uno de los usos alternativos que se le puede dar a la pasta de dientes en el hogar. Sus compuestos eliminan las manchas quemadas y dejan su superficie lista para un nuevo uso.

¿Cómo utilizarla?

  • Extiende un poco de pasta de dientes sobre la base fría del aparato y frótala con un paño limpio.
  • A continuación, activa su vapor durante cinco minutos y déjala reposar.
  • Cuando esté tibia, púlela con un paño y quita los restos de crema.

4) Cera de vela:

Otro de los trucos populares para facilitar esta tarea se hace, nada más y nada menos, que con cera de vela. Esta sustancia extrae las manchas más difíciles y deja la base del electrodoméstico limpia y como nueva. ¿Cómo utilizarla?

  • Enciende la plancha, frota una vela contra la mancha y, asegurándote de que esté a una temperatura soportable, retira la cera con un paño suave.
  • Si en este paso no se elimina la totalidad de la mancha, finaliza con la aplicación de una pequeña cantidad de vinagre.

5) Detergente de ropa

El detergente para lavar la ropa es útil para limpiar la plancha cuando esta tiene una capa antiadherente. ¿Cómo utilizarlo? Combina un poco de detergente con agua tibia, sumerge un paño en el líquido y frótalo sobre el aparato.

6) Vinagre blanco y bicarbonato de sodio

Una vez más la combinación de vinagre blanco con bicarbonato de sodio nos hace la vida más sencilla y cómoda en el hogar. En este caso su reacción remueve las manchas que se forman en la plancha y, por si fuera poco, la deja suave y brillante. Eso sí, asegúrate de que el aparato no esté enchufado y espera hasta que se enfríe bien. ¿Cómo utilizarlo?

  • Diluye partes iguales de vinagre blanco y agua.
  • Sumerge un paño limpio en el líquido y espolvoréale un poco de bicarbonato de sodio.
  • Pasa el paño húmedo sobre la plancha, haciendo movimientos circulares para facilitar la tarea de limpieza.

7) Limón Las propiedades del jugo de limón combinadas con las del bicarbonato de sodio nos ofrecen otra gran solución para llevar a cabo esta tarea. Sus compuestos ácidos eliminan las sustancias que forman la mancha y dejan un aspecto reluciente.

¿Cómo utilizarlo?

  • Exprime el jugo de un limón y mézclalo con una pequeña cantidad de bicarbonato de sodio.
  • Tras obtener una pasta, frótala sobre la plancha fría y déjala actuar 5 minutos.
  • Retira los excesos con un paño húmedo y enciéndela un par de minutos para que se seque.

Elige el método que más te llame la atención y trata de ponerlo en práctica de forma regular para que no se formen manchas demasiado difíciles.

Gracias por compartir este contenido!
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>