3 cenas con crema fría de melón

sopas-de-melon

Tener una buena consistencia física es muy importante comer saludable y ejercitarse son la clave, recientemente note que estaba aumentando de peso así que decidí eliminar refrescos, el azúcar, tomar más agua, ejercitarme y sobre todo cenar ligero y alrededor de las 5pm para lograr la digestión antes de ir a dormir.   Las cremas frías de melón son una forma deliciosa y espectacular de perder peso en nuestras cenas.

Si eres de esas personas que apenas tiene tiempo de cocinar pero que desea comer sano, no dudes que estas recetas te va a encantar. El melón es una de las frutas más ricas en agua, fibra y minerales, ideal para depurar y desinflamar nuestro organismo.

De hecho combina maravillosamente bien con infinidad de ingredientes, así que puedes elegir cualquiera de estas recetas porque te irá bien con los vegetales que más te agraden.

¿Estas lista para prepararte hoy mismo una de las cremas frías de melón que tenemos para ti?

1) Cremas frías de melón y menta: Esta crema, además de depurativa y antiinflamatoria, es ideal para relajarnos. Si acompañas esta receta con algo ligero, sin descuidar la fibra y la proteína, lograrás irte a la cama del mejor modo. Esta crema fría es digestiva y, gracias al poder de la menta, aliviamos la tensión muscular e incluso el dolor de cabeza. Vale la pena probar, aunque sea una vez. Si te gusta, se convertirá sin duda en un plato que incluir en tu dieta semanal. Ingredientes:

  • 1 taza de melón o (200 g)
  • ½ taza de leche de avena (100 ml)
  • Una pizquita de pimienta blanca
  • 1 cucharadita de menta fresca (5 g)
  • 5 cucharadas de zanahoria rallada (50 g)

Preparación:

Primero debemos cortar el melón en trocitos pequeños y calculamos más o menos la cantidad deseada según los comensales. Si es solo para ti te bastará con una taza (200- 250 gramos).  Seguidamente, pelamos una zanahoria y la rallamos. Con unas 5 cucharadas es suficiente. Nos vamos a la batidora, donde añadirás el melón, las hojitas de menta y los el medio vaso de bebida de avena. Licua hasta que todo quede homogéneo. Para terminar, lleva la crema al refrigerador y deja que se enfríe unos minutos. A la hora de servir, añade un poco de pimienta blanca y, por encima, coloca la zanahoria rallada. Listo.

2) Crema fría de melón y pepino

Esta sopa es ligera, desintoxicante y muy saciante. Nos irá muy bien en esos días en que cometemos algún que otro exceso por la mañana. Cuando hemos tenido, por ejemplo, alguna comida familiar, al llegar a casa siempre nos apetece algo más ligero, que alivie la pesadez de estómago. Esta es tu mejor opción. Toma nota de cómo podemos preparar esta sopa fría de melón y pepino. Ingredientes

  • ½ taza de melón (100 g)
  • ½ taza de pepino (100 g)
  • ¾ vaso de agua muy fría (150 ml)
  • 1 cucharada de vinagre de manzana (10 ml)
  • Una pizquita de pimienta blanca
  • Unas hojitas de hierbabuena

Preparación: Lo primero que haremos será pelar el pepino. También picaremos la media taza de melón para facilitar el licuado. En la batidora, solo tendrás que añadir el agua fría, el melón y el pepino. Una vez hayas licuado todo, sírvelo en el plato. Ahora solo nos falta añadir esa cucharada de vinagre de manzana y un poco de pimienta blanca. Remueve bien y decora con las hojitas de hierbabuena. ¡Es delicioso!

3) Crema fría de melón y pimiento rojo:

Puede que esta combinación te resulte un tanto extraña. Ahora bien, te aseguramos que el sabor te va a sorprender y que a tu hígado le va a encantar. El pimiento, en cantidades justas y adecuadas, es digestivo y muy efectivo para cuidar de la salud hepática. Además, esta es una de las mejores cremas frías de melón para cuidar de tu estómago y para ir perdiendo peso. No dudes en probarla y en descubrir cómo te sienta. Ingredientes:

  • 1 ½ taza de melón (300 g)
  • 1 pepino
  • 2 cucharadas de pimiento rojo picado (20 g)
  • 3 cucharadas de cebolla (30 g)
  • 2 rebanadas de pan duro del día anterior
  • 1 cucharada de aceite de oliva (16 g)
  • Lo primero que haremos será lavar bien todos los ingredientes y cortarlos en trocitos pequeños para que el licuado sea más sencillo. El siguiente paso será irnos a la batidora e ir añadiendo ya el melón, el pimiento crudo, la cebolla fresca, las rebanadas de pan duro del día anterior y esa cucharada de aceite de oliva. Bate bien durante unos minutos, hasta conseguir un combinado homogéneo. Por último, lleva esta crema al refrigerador y sírvela fría. Adereza, si lo deseas, con un poco de pimienta blanca. El sabor te va a sorprender y verás qué bien le sienta a tu organismo.
Gracias por compartir este contenido!
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>